27 de julio de 2014

Uso del smartphone en el aula

¿Smartphone+Teacher=Smarteacher?

  ¡Hasta mi madre tiene un smartphone con tarifa de datos y no le saca todo el partido que puede! ¿Se puede introducir en las aulas este tipo de aparatejos que la abren al mundo y a la vez introducen el mundo en el aula con un deslizar de dedos? ¿Todo el mundo puede usarlo? ¿Es más beneficioso que perjudicial? Vamos a pensar un poco juntos... 

Cuando hablo con mis alumnos del tema del móvil, les digo bromeando que están todo el día enganchados, pero la verdad es que nosotros también, y si analizamos con atención el uso que le damos, realmente ya casi nadie (salvo raras relaciones que se mantienen a base de oreja) usa el móvil para llamar por teléfono. 

El rey de todo el asunto es el Whatsapp, seguido cada vez más de cerca por las redes sociales y las aplicaciones para compartir fotos que es lo que les llena... Pero como educadores me pregunto si lo único que podemos hacer es limitarnos a prohibir su uso en las aulas, tal como marca la ley en algunas comunidades, o si podemos aportar una visión más útil y educativa acerca de lo que el smartphone puede hacer en las aulas. 

En mi colegio hemos dado un paso muy interesante. El uso del móvil está prohibido en el colegio salvo que se use en clase delante de un profesor para poder desarrollar alguna actividad o búsqueda de información. Es un paso muy interesante que hace que cuando hay dudas, porque los docentes no tenemos todas las respuestas, podamos hacer grupos de búsqueda de información y contrastar entre todos las fuentes diversas, o que podamos grabar vídeos de actividades, experimentos y montarlos con ellos, o un sin fin de posibilidades que los alumnos ni si quiera sabían que se podían hacer con estos dispositivos que son mucho más que el Whatsapp. 


Dificultades
Sin embargo no soy iluso y me doy cuenta de que exige una atención redoblada por parte del profesor, ya que el hacer fotos de compañeros para reírse, o visitar sitios poco recomendables o perder el tiempo en el aula pueden convertirse en actividades más atractivas que la educativa. Para ello hay que hacer la clase realmente actractiva y no quitar ojo. 

El lugar del docente que usa el smartphone en el aula no puede ser el de parapetarse detrás de la mesa del profesor y dejar a los alumnos "libres", no puede llevarse materia para corregir y no puede estar pendiente de su Whatsapp... El "smarteacher" debe estar entre los alumnos moviéndose, reforzando el uso correcto del dispositivo y poniendo límite y a su uso indebido. 

Otra dificultad puede ser la sustracción o pérdida, pero lo cierto es que los alumnos llevan el móvil al colegio aunque esté "prohibido" así que el hecho de saberlo puede ayudar a poner de manifiesto que todos sabemos que cada uno tiene su móvil por lo que no hay que andar ocultándolo y se pueden tomar medidas generales. 


Algunas sugerencias de uso
A estas alturas de esta entrada, ya se me notará que estoy totalmente a favor del uso del smartphone en el aula, y de hecho yo lo suelo usar para algunas actividades que os propongo y comparto aquí con vosotros... 
  1. Elaboración de vídeos, fotomontajes. Ya no hace falta cámara para nada, la calidad y la velocidad de compartir y guardar las imágenes y fotografías de estos dispositivos es alucinante. Cuando hacemos un Aprendizaje Basado en Proyectos, es fundamental realizar un buen registro gráfico e incluso en muchas ocasiones el producto final es un vídeo. Yo suelo realizar en la asignatura de religión un proyecto de felicitaciones de Navidad en vídeo que se puede llevar a cabo gracias al smartphone. También en Ética en 4º de ESO hemos hecho algunas experiencias con "contrapublicidad" que se han iniciado con el móvil. 
  2. Elaboración de PODCAST.  Un podcast es un programa de radio que no se emite en directo, sino que se graba, o también es la grabación de un programa de radio en directo para poder escucharlo después. Esta actividad es muy interesante y no requiere de un gran sistema para poder llevarla a cabo, es más con 2 smartphones, es suficiente. Uno graba todo el programa y el otro para ir introduciendo la música en cada momento. Este curso lo he usado con 1º de ESO (Los Milagros de Jesús), 2º de ESO (La Labor de las Parroquias), 3º de ESO (Ser cristiano hoy en día) y 4º de ESO (El Cristianismo en la Edad Media), también en Ética de 4º (Los Derechos Humanos). 
  3. Búsqueda de información en clase. Este es uno de los recursos que más suelo usar, pero siempre va acompañado de una reflexión sobre las fuentes de información. Hay que enseñar a los alumnos a buscar. Suelo poner el ejemplo de que sobre Astrofísica, podemos encontrar un artículo de Stephen Hawkings y otro mío que no tengo ni idea pero que seguramente leeríamos el mío porque está en español. Así hacemos ver que no todo vale y que hay que buscar fuentes de información fiables. Esto es muy útil para la vida. 
  4. Control del comportamiento de clase, y valoración objetiva del rendimiento en la misma. Para este aspecto hay muchas plataformas móviles que ayudan a los alumnos a recibir feedback de lo que están realizando en el aula. Suelo usarlas especialmente cuando aplico en el aula estructuras de aprendizaje cooperativo, para que vean que lo que están haciendo tiene nota. La aplicación que más me gusta por su sencillez es ClassDojo y he decir que aunque les estresa un poco, les ayuda mucho a "picarse positivamente" por conseguir buenas calificaciones de clase para el grupo. Merece la pena. 
Estas son unas pocas que suelo usar y que tengo bastante controladas por eso las ofrezco aquí. Ando ahora a vueltas con otras posibilidades impresionantes como trabajar con códigos QR, Realidad Aumentada, blogs cooperativos, creación de APP por parte de los alumnos y las mil posibilidades que dan las Google Apps for education. 

Sinceramente creo que es una herramienta potente que puede ser usada para aprender mucho y bien. Los inconvenientes son salvables y en cualquier caso quedarse al margen es salirse del nuevo patio digital donde andan inmersos los alumnos. Necesitan referentes que les enseñen a mirar el móvil como algo más que un medio para "malescribir" con mis cuatro amigos, alguien que les abra los ojos a las posibilidades de crecimiento que ofrecen estos dispositivos... 

¿Os atrevéis a convertiros en "smarteachers"? ¿Qué tal si compartes tu experiencia? ¡Cuéntame algo!

Si queréis echar un vistazo a lo que piensan algunos expertos, no dejés de ver esta presentación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario